Nabe Design


 Historia de la Parroquia Santa Rosa de Lima

 

La Capilla de la Laguna

La Laguna de Sánchez, llamada así por publicaciones periodísticas, proviene de Ramón Sánchez. Fue su generosidad el origen de esta iglesia. Ofreció en donación una parcela de veinticinco varas de frente por cincuenta de fondo con el objeto de que se edificara allí una capilla, con el nombre de la Santa de América. Lanzada la idea, el vecindario formó una comisión para su construcción y pedir el correspondiente permiso a las autoridades eclesiásticas.
A mediados de la década de 1860, los vecinos de la zona de la Laguna de Sánchez, solicitaron a las autoridades eclesiásticas la construcción de una capilla y una escuela de niños para ser dirigida por el mismo sacerdote que estuviera a cargo.
El gobierno provincial y nacional, solicitaron a la orden de los Franciscanos que residían en el Convento de San Lorenzo, la incorporación de nuevos frailes para la atención del creciente número de habitantes de las nuevas parroquias, por lo cual llegaron en 1863 a este Convento 25 frailes desde Italia.


El 29 de junio, en el terreno destinado para la nueva construcción, el padre Franciscano José Decarolis, Fray Nicolás Pudignani, el jefe político del dpto, el intendente municipal y un importante grupo de vecinos se procedió a la colocación y bendición de la piedra fundamental, en el sitio elegido para el altar mayor.
El 27 de enero de 1864, Ramón Sánchez, protocolizó la escritura del lote donde se levantaría la capilla a favor de la orden franciscana del Convento de San Lorenzo.
El emprendimiento fue avanzando lentamente por la falta de fondos disponibles, surgiendo la necesidad de contar con el alojamiento temporario para los frailes del Convento de San Carlos, que se trasladaban hasta la capilla a realizar los servicios. Con este fin, la orden compró al Sr Sánchez el terreno lindero al oeste, que este ofrecía a la venta, oferta que fue aceptada por la orden y concretada por la suma de 404 pesos plata, formando en total un terreno de 60 varas de oeste a este.
La construcción comenzó y cuando lo recolectado no alcanzó, la comisión pidió ayuda. Testimonio de ello es la nota a la Municipalidad del 18/05/1863: “para llevar a cabo tan benéfica cuanto útil obra en bien de la moral y de la religión cristiana, necesitamos 300 pesos plata, pues sin ellos, lastimosamente, se tendrá que abandonar la construcción a los rigores del invierno, exponiendo a la ruina lo que tantos desvelos ha costado, a menos de recurrir al triste expediente de cubrirla con techumbre de paja, salida muy poco elegante y decorosa para un templo recién edificado, en esta culta ciudad”. También lo hacen al General Urquiza “con el noble y santo objeto de solicitar una limosna, ya que conocen de la decidida protección que siempre ha dispensado a esta clase de monumentos”. Acuden al gobernador Cullen, en procura de un aporte. Pero no recibieron respuesta alguna. Otro pedido se hizo al Obispo Luis Segura, para levantar la capilla y una escuela para niños.
Ofrecida la donación formal a los franciscanos de San Lorenzo, éstos concretaron el aporte necesario para poner en funciones la capilla y realizar una edificación para hospicio donde hospedar al oficiante y demás integrantes cuando estaban en Rosario.

Parroquia Santa Rosa de Lima

El 19 de febrero de 1888, por resolución del Eximo. Sr. Obispo Diocesano. La que fuera Capilla de Santa Rosa es erigida en Iglesia Parroquial.
Acta de erección labrada en fecha de tan grande recordación y que celebramos a sus 120 años dice así:
“En la ciudad del Rosario de Santa Fe a los diecinueve días del mes de febrero de mil ochocientos ochenta y ocho, con facultades recibidas del Ilustrísimo Señor Obispo Diocesano Dr. José:a. Gelabert y Crespo; se procedió a la inauguración de esta Nueva Parroquia, dividiéndose la Ciudad por la calle Progreso de Sur a Norte con los demás límites marcados en el decreto de Erección. Dando a la Nueva Parroquia el título de “PARROQUIA SANTA ROSA DE LIMA”, con residencia interina del Cura Vicario en la actual Capilla erigida en honor de la misma Santa; a lo que se dio cumplimiento, estando presentes, el primer Cura y Vicario nombrado al efecto Presbítero Don José Recalde, Pbro. Don Roque Caracciolo, Pbro. Don Domingo Badano. Pbro. Don José Ricardone, Dr. Domiciano S. Martinez, Dr.Manuel Ibáñez, S.S.; y después de cantada la misa y predicado el sermón de inauguración por el nuevo Cura Don José Recalde; se dio lectura desde el pulpito a las Letras del Ilmo, Sr. Obispo Diocesano.

 

CURATO DEL PBRO. JOSÉ RECALDE 1888-1905

Creada la Parroquia Santa Rosa de Lima, fue su primer Cura y Vicario, el Presbítero José Recalde.
Desde el 19 de febrero de 1888 hasta el 3 de abril de 1905 este íntegro sacerdote natural de Victoria, Prov. de Entre Ríos. Cuidó celosamente del rebaño que la jerarquía Episcopal le encomendara. Y cuando el nuevo y joven sacerdote lo reemplazara en su cargo, el Pbro. Recalde retornó a su terruño que lo viera nacer, para seguir allí, en medio de sus conciudadanos, la obra que el día de su consagración le fuera confiada, trabajar por la salvación de las almas. Falleció el 3 de enero de 1920.

 

Festividad de Santa Rosa de Lima en 1888

Habían transcurrido seis meses de su erección, cuando la Parroquia se preparaba para celebrar dignamente y por primera vez, la festividad de su Santa Patrona.
Por aquel entonces, la Iglesia Parroquial, era la misma capillita construida en 1863; razón por la cual, su escasa capacidad obligaba en los días festivos a muchos fieles a asistir a las ceremonias religiosas ubicados fuera del templo, en el terreno donde hoy se levanta la Escuela Normal de Profesores Nº 1 Dr. Nicolás Avellaneda.
Y los viejos vecinos de Rosario recuerdan, que en los días de lluvia, cuando el citado terreno y sus alrededores se convertían en grandes lodazales, recordando en cierto modo la antigua laguna de Sánchez, desaparecida poco tiempo por trabajos de relleno. Las posibilidades de llegar a la Iglesia para los parroquianos domiciliados en la zona norte de la Parroquia, se tornaba difícil.

 
Las fiestas de Santa Rosa”

Según relata La Capital: “Tal como lo habíamos previsto, así pasaron las fiestas de Santa Rosa. El número de los  fieles era crecido en extremo, hasta el punto que durante la Misa cantada de las 10hs la gente no cabía en el Templo y escuchaba de pie y a larga distancia el rito sagrado, sin más techo que la bóveda celeste y sufriendo los rayos de un sol canicular que provocó más de un desmayo y algunas insolaciones…A la tarde tuvo lugar la procesión…y hubo por lo menos 1.500 personas en la hermosa procesión de Santa Rosa”.
 

Parroquia Santa Rosa de Lima: 1888-1905

Al crearse la Parroquia en 1888, en Rosario que hasta entonces sólo tuvo por tal, a la iglesia de Ntra. Sra. Del Rosario, Iglesia Matriz, quedo dividida, en lo que respecta a jurisdicción parroquial, en dos partes. El límite divisorio era de norte a sur, la entonces calle Progreso, hoy Gral Mitre.
En 1905, los límites quedaron reducidos a: la Avenida Pellegrini, por el Sur; al Río Paraná, por el Norte; a la calle Gral Mitre, por el Este; al B. Oroño por el Oeste.
La capillita primitiva, ya no podía cobijar a todos los fieles. Era necesario, pues construir una nueva Iglesia. Y esta magna obra, por iniciativa del Cura Párroco, Pbro. Recalde, comienza a llevarse a la práctica en el año 1897. Y es precisamente en ese año de 1897, el 15 de febrero, que el Sumo Pontífice León XIII, a pedido del gobierno Argentino, expide la correspondiente Bula Pontificia dividiendo la Diócesis de Paraná y creando con parte de su territorio, el nuevo Obispado de Santa Fe, con jurisdicción en la Prov. de su nombre y las Gobernaciones Nacionales del Chaco y Formosa. El primer Obispo Diocesano, fue Monseñor Dr. Juan Agustín Boneo de s.m. que Dios llamara a su seno en junio de 1932.
Durante los primeros 17 años de la vida parroquial, son varios los Obispos que a su paso por Rosario, imparten el sacramento de la Confirmación a los fieles, en la Iglesia de Santa Rosa de Lima.
Desde 1890 a 1896 es S.E.R. Mons. Juan Cagliero. En 1896, es el Exmo. Sr. Arzobispo de Buenos Aires. En el año 1897 es el R.P. Jose Johannemann C.S.S.R. Y desde 1898 al 1905 es el Exmo. Sr. Obispo Diocesano, Mons. Dr Juan A. Boneo.
Rosario aumentaba a pasos agigantados su población, y cuando en 1905, la Parroquia recibe a su nuevo Cura Párroco, tiene dentro de sus límites a 131.412 habitantes.
En los 17 años de curato del Pbro. Recalde, la vida espiritual de los parroquianos a pesar del continuo renovar y acrecentarse de su población ha ido afianzándose. Prueba de ello, la existencia de algunas congregaciones que, con el andar del tiempo, se fueron incrementando.
Entre ellas se destacaron las Confederaciones de San Vicente de Paul de caballeros (fue fundada el 15/04/1896) y señoras (fue fundada el 21/04/1891), por la meritoria y santa obra social que realizaban.
Otras congregaciones existentes en 1905 eran el apostolado de la oración, la Archicofradía de Ntra. Del Perpetuo Socorro, la Cofradía de Ntra Sra. De Guadalupe y Archicofradía de Ntra. Sra. De la Rocca.

 

Curato del Pbro. Natalio Bértolo: 1905 - 1953

El 3 de abril de 1905, Mons. Dr. Juan Agustín Boneo de s.m., designa Cura Párroco, de la Parroquia Sta Rosa de Lima, al Pbro. Natalio Bértolo. Tenía 29 años, que el 21/12/1898, ordenara  en la ciudad de Santa Fe S.E.R., Mons. Boneo, después de pedir a la Santa Sede la dispensa necesaria ya que sólo contaba con 22 años y cinco meses de edad; y el que, a la santa muerte de Mons. Boneo, ocuparía como Ilustrísimo Sr. Vicario Capitular, el gobierno de la Diócesis de Santa Fe, hasta tanto se designara el nuevo titular.  En 1898, Pbro. Natalio Bertolo, que es designado organista de la Catedral y Vicario cooperador de la Parroquia del Carmen en cuidad de Santa Fe y también Cura Rector de la misma, el 9/07/1900.

 

Límites de jurisdicción: 1905 - 1838.

En la fecha 3 de abril de 1905, los límites de la Parroquia eran: por el Norte, Río Paraná; por el Sur Avda Pellegrini; por el Este, calle Mitre; por el Oeste Bvard. Oroño.
El 3 de marzo de 1927, al nombrarse nuevas Parroquias, los límites jurisdiccionales de la misma, quedaron determinados así: Por el Norte, calle Santa Fe; por el Sur, Avda. Pellegrini; por el Este, calle Sarmiento; por el Oeste, calle Dorrego. Estos límites, que son los que hasta 1938 determinan la jurisdicción parroquial, corresponden a 78 manzanas.

La construcción del templo

En el año 1897, comenzó a construirse el nuevo templo, manteniendo hasta su finalización a la vieja capillita entre sus muros.
En 1907, bajo la acción del Cura Pbro. Natalio Bértolo se reiniciaron las obras con la dirección técnica del Ing. Antonio Michelletti, finalizando la construcción dos años más tarde.
El 30 de agosto de 1909, día de la Santa Patrona, Mons. Juan Boneo, obispo de Santa Fe, bendijo el nuevo templo parroquial.
El perímetro construido de la nueva iglesia estaba inscripto dentro del lote donado originalmente por Sánchez pero sin llegar a ocuparlo en su totalidad. Dejaba espacios residuales en todas las medianeras. En una etapa  posterior estos espacios se utilizaron para ubicar las 6 laterales y se completaron los laterales de la fachada, que el proyecto original no incluía.
El nuevo templo presentaba una planta de tres naves. Por tener todas una misma altura, se aprecia como un espacio único. Modalidad que la ubica dentro de la categoría de las iglesias tipo salón. La aparenta forma de bóvedas, en realidad, es una ilusión formada por cielorrasos  suspendidos que se desarrollan bajo una cubierta unitaria exterior de dos aguas, con cabriadas  de chapa metálicas.
El planteo fue ajustado a formas y medidas siguiendo los criterios compositivos de finales del siglo XIX.
Se siguieron las pautas de las academias de Diseño, donde se exaltaban el uso de figuras simples como módulos originales. En la determinación de los mismos se hacía uso de la aplicación de la sección áurea. Se aseguraba con este procedimiento, una armonía general del conjunto, donde cada parte diseñada con la misma modalidad que el todo. El carácter de la obra, se daba a partir de la apariencia, donde ciertos elementos básicos, en este caso la torre, tomaban el liderazgo de representación del conjunto.

Curato del Pbro. Dr. José A. Ordoñez: 1953 - 1963

Nació el 5 de marzo de 1908 en Rosario, fue bautizado el 15 de mayo de 1908, se recibió de médico el 1 de abril de 1935, fue ordenado sacerdote el 18 de 1943, murió el 11 de mayo de 1963.

Curato del Pbro. Atilano Vidal: 1963 - 1972

Nació en San Juan de Barrio, España, el 12 de marzo de 1928.
Su familia emigra a Argentina y luego de los estudios eclesiásticos fue ordenado sacerdote el 22 de diciembre de 1951. Pablo VI lo nombra Obispo titular de Selendeta y auxiliar de Rosario el 5 de abril de 1972. Recibe la consagración episcopal el 23 de abril del mismo año de manos de Mons. Guillermo Bolatti. Actúan como co-consagrantes Mons. Jorge M. López y Mons. Francisco J. Vénnera.
El Papa Juan Pablo II lo nombra Obispo de Santa Rosa el 24 de mayo de 1985 y toma posesión el 04 de agosto del mismo año. Fallece siendo Obispo de Santa Rosa el 28 de junio de 1991.
Se deben a el todas las obras del edificio de la casa parroquial.

Curato del Pbro. Leonidas Manuel Irure Torres: 1972 - 1991

Nació el 30 de abril de 1914, fue ordenado sacerdote el 16 de abril de 1938, falleció el 14 de junio de 1991.
Durante sus primeros años atendió la comunidad, por el fundada de San Vicente de Paul de Puente Gallegos.
Se revitalizaron las instituciones de Jóvenes en el año 1977 se volvió a abrir el Centro de acción Católica, siendo su primer Presidente el Sr. Roberto Horat Belen, junto a su vicario Alberto Pazetta atendieron a un gran número de universitarios que se acercaron a ellos.
En el año 1988 junto a su vicario, el pbro. Pedro Alberto Benitez Martín, se celebraron los primeros 100 jubilosos años de nuestra parroquia, con una solemne Misa y una cena realizada en el sindicado de los empleados municipales.
Durante su curato de desempeño también como asesor del Círculo Católico de Obreros.

Pbro. Mons. Osvaldo A. Napolitano 1991 - 2013

Ordenado sacerdote el 24 de septiembre de 1966 en la Iglesia Catedral, dando su primera Misa en nuestra parroquia el 01 de octubre del mismo año. Es nombrado prelado de honor de S.S. Juan Pablo II el 19 de mayo de 1999.
Mons. Osvaldo Napolitano, en la década de 1990, decidió encarar algunas reformas de la iglesia. Para esta tarea convocó al estudio de los arqs. María Pía Pasquale y Alberto Fabro. El equipo de trabajo contó con la participación de Fantoni (h), quien se encargó de la recuperación de las pinturas realizadas por su padre y Dimas Cosgaya.
Una de las tareas iniciales fue la restauración de la fachada, el paso del tiempo, y el alto tránsito vehicular de la calle Mendoza habían dejado sus huellas. Se realizó un hidrolavado completo del exterior del templo. Posteriormente se llevaron a cabo trabajos de restauración de albañilería, reposición de mayólicas y molduras, tratamiento de fisuras, fijación de elementos sueltos y reconstrucción de cornisas.
El basamento fue recubierto con granito rosa de Salto, para brindarle mayor protección y adecuado mantenimiento. Se revistieron los escalones de acceso y se construyó una rampa para discapacitados.
La restauración se completó con trabajos de pintura y una estudiada iluminación en el frente de la iglesia hasta la torre del campanario.
Dentro del templo se realizaron intervenciones: Se resolvió desmontar y trasladar el retablo del altar mayor hacia delante, en reemplazo del altar de madera existente. En el espacio libre se colocó la sede, realizada con mármoles similares a los originales. La puerta del Sagrario fue reemplazada por una pieza del mismo material. En lugar del ambón de madera, se colocó uno de mármol. El piso original de ese sector fue reemplazado por una plataforma y se colocó una nueva balaustrada para lograr continuidad de materiales.
Antiguamente el bautisterio se encontraba alojado en una pequeña capilla lateral, ubicada por fuera del templo.
A raíz del cambio litúrgico se resolvió ubicar la Pila Bautismal dentro del templo. Para ello se desalojó uno de los altares laterales y se le encargó a Fantoni el diseño de un vitraux alusivo.
El altar frontal derecho del templo estaba dedicado a San Pantaleón.
Como la devoción hacia ese santo patrono de la salud es tan extendida, se había creado una circulación continua de fieles que iban a venerar su imagen y en ocasiones esta situación interfería con el desarrollo de la liturgia. Así fue que se resolvió trasladar la imagen de San Pantaleón a la capilla lateral, que ocupara el bautisterio, otorgándole cierto grado de autonomía con respecto al templo.
Monseñor Osvaldo falleció en la ciudad de Rosario, luego de una larga enfermedad vivida heroicamente, el 23 de agosto del 2013, fiesta de Santa Rosa en el Calendario Universal

Pbro. Luis Alberto Boccia 2009

Nacido en Rosario el 2 de agosto de 1958. Curso sus estudios primarios en la Escuela Nº 96; Florentino Ameghino y el secundario en el Instituto Politécnico de Rosario.
Ingreso al Seminario San Carlos Borromeo en el año 1981 y se ordeno sacerdote el 20 de noviembre de 1987. Ejercicio su ministerio como vicario parroquial de la parroquia Nuestra Señora de Fátima en Villa Constitución, desde 1987-1993, y vicario parroquial en la Catedral de Rosario, en un breve lapso de tiempo en el año 1993. Asumió como Párroco en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de Empalme Granero, en Rosario, desde el año 1993-1997, luego como cura Párroco en la Parroquia Nuestra Señora de Luján de Villa Constitución desde 1997 hasta el 2005. Desde el 2005 al 2009, como Cura Párroco en la parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Arroyo Seco, y desde el 7 de febrero de 2009 como Cura Párroco de la parroquia Santa Rosa de Lima de Rosario.

 
Citas Bíblicas
Citas Bíblicas

“…porque los pensamientos de ustedes no son los míos, ni los caminos de ustedes son los míos. Oráculo del Señor…”Is 55, 8-9

“…entonces llamarás pedirás auxilio, y él te dirá: ¡Aquí estoy!..”Is 58, 6-9

“…allí donde esté tu tesoro, estará tu corazón…” Mt 6, 19-21

“…todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos...”Mt6, 12.

“…me recibe a mí, y el que me recibe, no es a mí al que recibe, sino a aquel que me ha enviado…” Mc9, 33-37

“…el que no carga con su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo…” Lc14, 25-27

“…porque todo el que se ensalza será humillado y el que se humilla será ensalzado…” Lc18, 9-14

“…porque lo que yo busco no es hacer mi voluntad sino la de aquel que me envió…” Jn 5, 19-30

“.. Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Y yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo…”Mt 28, 16-20

“… el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes… como el Hijo del hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida… por una multitud…” Mt20, 24-28

“…si dos de ustedes se unen… para pedir algo, mi Padre… se los concederá. Porque donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, yo estoy presente en medio de ellos…” Mt18, 19-20

“… les aseguro que todo lo que ustedes aten en la tierra, quedará atado en el cielo, y lo que desaten en la tierra, quedará desatado en el cielo…”Mt18, 15-18

“..Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el busca, encuentra; y el que llama, se le abrirá…” Mt 6, 7-11

como rezar el rosario